Las empresas pueden estar preparadas para prevenir fallas tecnológicas ante posibles desastres naturales o fallas de software en las redes principales, pero nunca sabrá la magnitud del problema y las posibles consecuencias a ciencia cierta. Es por eso que todo negocio que trabaje con plataformas tecnológicas tanto físicas como virtuales, tiene que planificar las acciones que llevará a cabo tras contingencias que ponga en riesgo la disponibilidad de su información.

Un DRP debe indicar las precauciones tomadas para que los efectos de un desastre se reduzcan al mínimo. Una vez diseñado en términos tecnológicos, Larson Technology te ayuda a ejecutarlo de manera oportuna e inteligente, bajo las Mejores Prácticas de la industria. Contar con esta solución garantiza que las organizaciones sean capaces de mantener o reanudar rápidamente sus funciones en situaciones críticas.